Un lugar donde un hombre de Florida (Uruguay), la capital de la Piedra Alta, cuenta de todo un poco, sobre su pueblo, su vida, sus viajes, su familia y más que nada, sobre su Florida natal. Tambien mucho sobre mi querido Camino de Santiago.



Friday, July 10, 2009

Historias cortitas/ Pa’que complicarse.

Pa’que complicarse.

“Mire Tordillo, la vida es mucho mas sencilla de lo que los pueblerinos se creen, la cuestión esta en no complicarse, mirar, aprender, escuchar, dedicarse y no entregarse…yo no sabia nada de alambrar, pero el patrón un día trajo unos alambradores, comieron chuparon, trabajaron y a los diez días habían terminado un trabajo de dos días…yo mozo, mire y aprendí, nunca mas hubo alambrado roto en mis campos, se caían los arreglaba y santo remedio. Al tiempo, yo por mis 25 o por ahí, el patrón necesitaba quinchar una parte de unos ranchos, mi acuerdo que de Florida vino un hombre de sus pagos, por allá por la cuchilla, un tal Torredeflo, buen hombre, trabajador, serio, dedicado, que al ver que yo no le escapaba pisada me dijo que yo tratara de aprender, porque el ya tenia 60 y pico y era la ultima vez que venia. Yo ahora cuando tengo tiempo libre le ayudo o dirijo las quinchadas de los vecinos de la zona…como ve no es tan difícil, es nada mas que andar como el ruano, ojos abiertos y orejas paradas”

“…yo lo entiendo Don Morales, pero no es tan fácil”.

“ mire como Armenio que me llamo, le digo que acá en el campo todo es sencillo, porque sabemos que hay que hacerlo y con eso basta, se busca la vuelta, la recompensa es que uno vive la vida mas tranquilo, el patrón no jode, los años pasan y uno se vuelve parte de las cosas y las cosas parte de uno, uno no anda buscando explicación o nombre para todo, todo se llama trabajo diario y hay que hacerlo y basta…uno ata los caballos, tira el sombrero pa’tras, apronta el lomo y lo hace, sin cuentas ni vueltas… Uds. los pueblerinos a todo tienen que ponerle un nombre, un especialista, un critico, acá uno mas uno es uno, porque uno anda casi siempre solo”

Mientras el me hablaba de la simplicidad de su vida y de las pocas complicaciones que tenia, yo miraba al hombre, sabiendo que esa era la forma en que el lo pensaba, y así vivía. Seguimos ahí sentados y tomando mate, a veces callados a veces prosiando, hasta que un momento mirando la yunta que retozaba y comía de los maizales por arriba del alambrado, le digo… “Don Armenio, ¿esa yunta me parece que hace poco que la tiene?...

“Cierto, cuando hace un tiempo se me murió aquel tordillo oscuro que Ud. conoció, el patrón me regalo esa yunta pa’consolarme, el ruano tiene ya como 14 años y zaino ese es mas joven, 2 o 3 a mas, los dos muy trabajadores y buenos compañeros”

¿Cómo se llaman? Le pregunte.

…“el ruano es El Viejo y el zaino El Joven”, me miro con una chispa de picardía en los ojos, me devolvió el mate, se paro, dio gracias y se fue… ya me había dicho todo.

El Tordillo

2 comments:

  1. HOLA TORDILLO:
    LEYENDO TUS HISTORIAS CORTITAS...
    SIGO EN EL BARRIO GRANDE, VERE PA´ DONDE ARRANCO LA SEMANA QUE VIENE.
    COMO DIJO EL HOMBRE DE LA HISTORIA:PA´QUE COMPLICARSE?,TOTAL...
    TE DEBO EL COMENTARIO QUE ME PEDISTES Y ALGUNA QUE OTRA FOTO...CUANDO TE LLEGUEN TE DARAS CUENTA PORQUE ME DEDICO A LA COCINA Y NO A LA FOTOGRAFIA,JAJAJA.
    UN ABRAZO,YO_ CLAUDIO.

    ReplyDelete
  2. Aparecio el hombre! Te ma has ido en promesas con lo de las fotos y el articulo, si seguis asi me tomo todo el vino yo solo.
    Un abrazo a ti y TN.

    ReplyDelete