Un lugar donde un hombre de Florida (Uruguay), la capital de la Piedra Alta, cuenta de todo un poco, sobre su pueblo, su vida, sus viajes, su familia y más que nada, sobre su Florida natal. Tambien mucho sobre mi querido Camino de Santiago.



Thursday, April 22, 2010

Influencias.-

Me refería antes a la importancia de las influencias de otras personas sobre nuestra forma de pensar y actuar, si nos ponemos a mirar para atrás, cada uno encontrara en sus archivos mentales, una o varias personas que de alguna forma nos marcaron un rumbo o nos motivaron para que sigamos cierta senda de futuro.

Aparte del ámbito familiar, que para mi fue muy influyente y positivo, recuerdo con mucho cariño y respeto a una persona que todavía hoy después de 42 años de haberlo visto por ultima vez, sigue siendo una influencia continua sobre mi dedicación a mi carrera laboral.

Don Juan José Downes, era un Argentino de la zona de Ramallo, provincia de Buenos Aires, que por el final de los años sesenta se vino a residir a Montevideo con toda su familia, por razones político-económicas que nunca llegue a discutir con el. Este caballero/gentleman, que para mi, era mas Ingles que Argentino, llego a mi vida en un momento en que yo tenia que tomar grandes decisiones y le doy gracias a la providencia que me puso en su camino.

Se dedicaba a los negocios inmobiliarios, remates de campos, transacciones de ganado y se movía dentro de ese ambiente con la misma gracia con la que el pez se desliza en el agua, cuando no andaba en su Peugeot haciendo kilómetros, se le encontraba en su segunda oficina, el boliche Anrejo, donde entre whisky, sonrisas y charlas interesantísimas, entretenía e hipnotizaba a sus futuros clientes con sus conocimientos y su prestancia de realeza inglesa.

Tuve la oportunidad dos o tres veces de verlo en acción en ese ambiente, creo que fue ahí donde decidí, sin todavía saberlo, que mi futuro seria en algo por el estilo de lo que hacia ese hombre que sin saberlo o pretenderlo se había transformado en mi “Gurú”.

Fueron muy pocas las conversaciones directas que tuve con Don Downes, pero al ser asiduo visitante a su casa de la calle Massini, donde mis grandes amigas Kitty y Susy eran siempre las anfitrionas de las reuniones de nuestra barra estudiantil, las oportunidades de sentirme cerca de mi “Gurú”, nunca faltaban.

Todavía hoy día, después de tanto tiempo, me sucede que estando en situaciones parecidas a las que el debe haber enfrentado a diario, trato de moverme y presentarme a la gente de la misma forma que el lo hacia.

Cada vez que pienso donde estoy, que hago, o hacia donde voy, desde algún rincón de mi memoria, siento su presencia,que me apura a elegir la ruta mas positiva y productiva.

El Tordillo

2 comments:

  1. GRACIAS HERMANO, MUY CONMOVEDOR LO QUE SENTIS POR PAPA. OJALA CADA UNO DE NOSOTROS DEJE EN ALGUIEN UNA IMPRONTA IGUAL.
    SUPONGO QUE EL SE SENTIRIA SORPRENDIDO, DENTRO DE SU MODESTIA, NO?? ME LO ESTOY IMAGINANDO.
    CAMBIANDO CARIÑO A CARIÑO. CUANDO TE RECUERDO APARECE LA IMAGEN DE TU MAMI TRANTANDO DE HACERNOS SENTIR BIEN Y CUIDANDONOS MUCHO, SOBRE TODO GASTRONOMICAMENTE HABLANDO, JAJAJA. TE ACORDAS???.
    UN ABRAZO FUERTE DESDE MONTEVIDEO. TE QUIERE, SUSY.

    ReplyDelete
  2. Susy:
    Hasta vos que eras un palito, comias como en ningun otro lado. Es lindo que ambos tengamos recuerdos de nuestroa viejos, mas que nada que sean lindos recuerdos.

    ReplyDelete