Un lugar donde un hombre de Florida (Uruguay), la capital de la Piedra Alta, cuenta de todo un poco, sobre su pueblo, su vida, sus viajes, su familia y más que nada, sobre su Florida natal. Tambien mucho sobre mi querido Camino de Santiago.



Wednesday, March 10, 2010

Historias cortitas/ Poncho nuevo.-


Poncho nuevo.-

Ahí estaba Don Armenio Morales, sentado en un tronco y revolviendo el fuego con un palo largo, que parecía una extensión de su brazo.
El hombre lleva años de tropear, de recorrer campo, de andar solo, por lo tanto también tiene esa aura de hombre que piensa, de hombre que ha llegado a conocerse a si mismo y a su medio ambiente, simplemente por no tener mas compañía que el mismo.
Yo me lo encuentro seguido, a veces a campo abierto, otras en el medio del monte, lo he visto disfrutar de un mate, con pasión, también lo he visto darle cuidados a un ternero recién nacido con una ternura incomparable.
He cabalgado con el las largas horas de potreros interminables, sin escuchar su voz, va siempre leyendo el horizonte, me parece que sabe donde esta cada cardo y cuantos bichos hay en cada cueva, sin embargo no lo dice, pero con los ojos te señala una mulita o te invita a recoger los huevos escondidos en un nido de avestruz.
Por eso es que ya me tiene acostumbrado a pensamientos profundos, a respuestas cortas y sabias, a sintetizar una idea sin desperdiciar palabras, pero siempre encuentra la forma de sorprenderme con sus salidas o respuestas.
Hoy, me acerque a donde placenteramente jugaba con las brasas que asaban una paleta de capón, yo sabia que ayer había andado por el pueblo y de compras, lo miro y el hombre en este día de otoño frío, estaba arropado por un flamante poncho de paño, nuevo, azul, pesado, todavía inmaculado.
Impresionado por la compra que el hombre había hecho le digo…
“Pahh, Don Armenio, ese si que es un poncho, yo anduve mirando uno así en lo del turco Marcos, pero no lo compre porque son carísimos, vale casi tanto como una casa”.
“Tordillo, usted es hombre de ciudad que viene a pasear al campo, yo soy hombre de campo, paso mas en el monte o tropeando que en el rancho… la mayoría del tiempo el poncho es mi casa”
Sin mas, tajeo la paleta, me convido con un pedazo y siguió jugando con las brasas.

El Tordillo

No comments:

Post a Comment