Un lugar donde un hombre de Florida (Uruguay), la capital de la Piedra Alta, cuenta de todo un poco, sobre su pueblo, su vida, sus viajes, su familia y más que nada, sobre su Florida natal. Tambien mucho sobre mi querido Camino de Santiago.



Thursday, January 6, 2011

Los Reyes Magos me trajeron...


Después de un mes muy intenso, en el cual casi ni me acerque a la puerta del corral, los Reyes Magos me trajeron de vuelta. Desde principios de Diciembre mis tareas, no solo que me mantuvieron muy ocupado, sino que me mantuvieron totalmente olvidado de mis rutinas y necesidades espirituales.

Para mí el escribir ha sido siempre una terapia, una cura para la nostalgia y para contrarrestar esa enfermedad que me afecta hace ya más de cuarenta años. Aunque a muchos les cuesta creerlo, yo extraño a mi familia en Uruguay, extraño mi Florida, mis amigos y sus uruguayeces, todos los días del año, me podrán decir que después de unos años de estar en el exterior uno se acostumbra y deja de extrañar, yo le digo que para mí los primeros 40 años han sido difíciles, no pasa un día en que los recuerdos y la nostalgia, no me golpeen a la puerta.

Ojo!, no soy un desubicado que no está contento donde está, por el contrario, disfruto mucho de la vida que se vive en Canadá, me encanta lo que hago en el día a día, para ganarme un buen pasar, me divierto tanto en el calor del verano como en las nevadas y frías caminatas de invierno, el clima no me molesta, puedo decir que soy tan canadiense en mi forma de vivir, como uno que nació aquí, pero…

Sufro de la condena del emigrante, los que han salido de nuestra querida patria, saben de lo que hablo, porque la mayoría lo sienten o lo han sentido.

Acá, en Toronto, la época de las fiestas es hermosa, luces, nieve, todas las casas adornadas, desfiles navideños, centros de compra abarrotados de artículos y gente, música, alegría por todos lados. Es verdaderamente contagioso, es una de las mejores épocas del año, el fin de año y el año nuevo se celebran con algarabía, entre familia y amigos, en realidad no falta nada, más bien sobra todo.

Tengo la suerte de tener una hermosa familia que me entiende y me aguanta, y un grupo de amigos que sabiendo de mis dolencias, no se ríen mucho de mí, sino que hasta parece que disfrutan con mis recuerdos y anécdotas, que son también las de ellos.

Por todo eso que les cuento, Diciembre se paso volando, pero hoy 6 de Enero, los Reyes Magos me trajeron… de vuelta.

Feliz Año Nuevo, que sea prospero y lleno de salud para todos.

El Tordillo

2 comments:

  1. Hola Alberto y muy feliz año 2011 acá o allá, a disfrutar de lo que cada uno tenga y nos rodea. Me identifiqué totalmente con la nostalgia del inmigrante pues yo la sufrí durante mis 13 años de exilio.Ese sentimiento de "...no soy de aquí ni soy de allá" Tuve la suerte de poder volver y reinsertarme y aceptar lo que me tocó en la vida que no es poco. Feliz de estar en el paisito. Un gran abrazo, Cocona

    ReplyDelete
  2. Que curioso,a mi también los reyes me trajeron el regreso,el volver a sentirme en casa.Me pasaba lo que a usted los años que he vivido en España ,casi ocho,la nostalgia me surcaba el pecho,aún sintíendome feliz de estar dónde estaba y vivir el rítmo de vida como una valenciana más NO HUBO UN DÍA QUE NO PENSARA EN MI GENTE DE URUGUAY ,pero al VOLVER al principio sentí caer en un pozo y a pesar del cariño de la familia y la gente que nos quiere bien me sentía lejos de casa aún.Las semanas han pasado y poco a poco nos hemos amoldado,poco a poco voy comprendiendo el¿ por qué? de aquella nostalgia.Las fiestas fueron muy especiales y de verdad hoy siento que mi lugar está aquí,que los ocho años que viví en España fue un regalo de Dios con todo lo malo y todo lo bueno,una experiencia de vida que solo los que la pasamos sabemos el valor de lo que nos aporta que va mucho más allá de una buena calidad de vida.Pero hoy me siento feliz de haber VUELTO ,de compartir cada mañana los primeros mates con mi madre ,de verla resongar y disfrutar a sus nietos,de compartir domingos y fiestas con mi hermano , tíos ,primos y sobrinos.EL REGRESO A CASA HA SIDO OTRO REGALO DE DIOS Y ME LO TRAJERON TAMBIÉN LOS REYES!!!Escribo esto aquí porque cuando la nostalgia me golpeaba fuerte la lectura de sus relatos me transportaban hasta FLORIDA(su escape o terapia es escribir y la mia es leer)Un abrazo!!

    ReplyDelete