Un lugar donde un hombre de Florida (Uruguay), la capital de la Piedra Alta, cuenta de todo un poco, sobre su pueblo, su vida, sus viajes, su familia y más que nada, sobre su Florida natal. Tambien mucho sobre mi querido Camino de Santiago.



Friday, November 4, 2016

Estos son los albergues.

En las redes sociales, donde los temas son todos relativos al Camino de Santiago, en la última semana se volvió a plantear como tema número uno, al problema de los albergues del Camino.
José Almeida, unos de los iconos dentro del mundo de los hospitaleros, escribió una nota muy punzante, pero no falta de verdad en absoluto.


Para aclarar, en el Camino los peregrinos encontramos varios tipos de albergues, donde poder descansar el cuerpo después de las largas etapas a pie. Estos lugares son de diferentes tipos y los describo más o menos y a la ligera para los que no conocen del tema.

Albergues Municipales:  Son lugares donde el Municipio de la ciudad, ha preparado un lugar de hospedaje para peregrinos, pueden ser regenteados por un empleado de la ciudad o asignados a un privado que paga una suma anual para usufructuarlo. Todos estos son lugares donde el peregrino debe pagar por la estadía, en general una suma muy económica que casi nunca pasa de los $10 Euros por noche.

Albergues religiosos o parroquiales:  Lugares regidos, facilitados y ofrecidos por las iglesias o monasterios que se encuentran a lo largo de la ruta, pueden ser de cuota fija por estadía o de Donativo. Algunos de ellos son lugares maravillosos por la antigüedad que tienen y ofrecen un ambiente más recatado que los anteriores. Pueden ofrecer cena comunitaria o no, pero en general son lugares destacables.

Albergues privados:  Hosteles y pensiones comerciales, o simplemente modestos albergues operados por personas que brindan un servicio a los peregrinos, como un emprendimiento comercial. Muchos de ellos son lugares maravillosos donde “hospitaleros” voluntarios o a sueldo, se brindan generosamente para asistir a los romeros jacobeos. Son de pago, pero generalmente no muy caros y muchos de ellos son muy queridos y buscados por los peregrinos.

Albergue parroquial San Francisco de Asís, Tosantos

Albergues de DONATIVO:
Estos son los oasis del Camino, pueden ser administrados por Asociaciones de amigos del Camino, religiosos o simplemente privados. El albergue de DONATIVO, se sustenta por los dineros dejados en donación voluntaria por los peregrinos que arriban día a día. Básicamente la teoría es que los que llegan hoy estarán utilizando los fondos donados por los que llegaron ayer y ya están de vuelta en Camino. En estos lugares, es común encontrar que se brinda cena comunitaria y desayuno antes de partir a la mañana siguiente.

Además, estos son los lugares donde se encuentra, generalmente el verdadero espíritu del Camino y los hospitaleros que brindan más cariño y conocimiento sobre los secretos y variables de la ruta Jacobea. Personalmente, yo llevaba caminando muchos kilómetros y días, por el Camino Francés, cuando me encontré con un lugar llamado Tosantos. Un modesto edificio en un cruce de carretera sin importancia, no estaba en mis planes quedarme ahí, pero algo me decía que no siguiera, ese era el lugar donde debía quedarme hoy.

 Albergue parroquial de Fuenterroble de Salvatierra
En Tosantos no hay camas ni literas, el pueblo tiene un bar que abre tarde y cierra temprano, la única atracción cultural o religiosa es una ermita construida o excavada en una peña cercana. Sin embargo, para mi es unos de los iconos del Camino, un albergue de DONATIVO donde se respira tranquilidad y paz, se duerme en colchonetas en el piso, se brinda una cena comunitaria donde los peregrinos comparten anécdotas e historia, los que quieren pueden disfrutar de un corto y muy solemne reunión de retiro y oración en la capillita, donde los hospitaleros brindan cariño y un momento de sosiego.

Ahí conocí a José Almeida, hoy hospitalero de Tabara en el Camino Sanabrés, ahí conocí por primera vez lo que era ser un peregrino, no solo de gastar distancias sino de compenetrarse en el Camino, de su historia, de su propósito, de su energía.

Albergue de peregrinos de Tabara
Estos oasis, como decía antes, se encuentran en los diferentes Caminos que llevan a Santiago, pero poco a poco van tendiendo a desaparecer, porque cada vez son más las personas para las cuales el Camino, es una proposición económica de turismo o senderismo. Estas personas se van sin dejar un duro en la caja de donaciones, ellos creen que DONATIVO es equivalente a GRATIS. Comen, duermen, usan los servicios y todos los enseres, desayunan y se van tan campantes sin aportar para la manutención del lugar. No tienen reparos en pagar lo que sea en otros albergues y restaurantes, pero en el albergue de DONATIVO se abusan de la hospitalidad, guardando su dinero para gastarlo donde no tienen más remedio.

Esta es una tendencia muy mala y que de mantenerse, llevara a la desaparición total de estos oasis de tranquilidad y solidaridad.

DONATIVO no significa GRATIS, simplemente significa que lo que tu disfrutas hoy, lo dejaron pago los que estuvieron ayer y es tu responsabilidad asegurarte que los que lleguen mañana, disfruten y encuentren lo que tu encontraste.

Pero… hay de todo en la viña del Señor.


Albergue San Juan Bautista de Grañón 

Refugio de la Faba

Refugio Templario de Manjarin


2 comments:

  1. Es un eterno debate... cobrar o no cobrar (poner un precio) es curioso que en los Albergues y Hospitales dónde mejor te tratan peor nos comportamos
    Últimamente los Peregrinos tienen muy poca voluntad y dejan de donativo las monedas de cobre o nada, lo de tergiversar donativo = gratuito es una perversión... de sobra saben que en esté mundo materialista nada es gratis

    ReplyDelete
  2. Es un mundo difícil...el karma dará a cadauno lo que merece.

    ReplyDelete